martes, febrero 24, 2009

EL CAZADOR CAZADO

Mariano Fernández Bermejo dimitió como Ministro de Justicia, como consecuencia de su inoperancia como Ministro, y por el fracaso de la operación anti PP. La cacería conjunta en Torres (Jaén) con Garzón y sus monterías sin licencia la finca de Quintos de Mora le han pasado también factura a Bermejo. Esta destitución ha cambiado de golpe un panorama que hasta ahora era negativo para el PP a una semana de las elecciones autonómicas. La investigación de Garzón sobre los supuestos casos de corrupción en el entorno del PP y la red de espías de la Comunidad de Madrid son dos asuntos que quedarán ahora entre dicho por su descarado uso político. Bermejo se ha comportado siempre como un político agresivo y provocador, características que ya demostró en su etapa de fiscal jefe de Madrid. Pero más significativa es su actitud sectaria a favor del PSOE que siempre le ha creado problemas al PP. Se trata, obviamente, de un importante balón de oxígeno para el PP, ya que es el primer éxito de la presión parlamentaria del grupo popular. Los continuos errores de Bermejo, la verdad es que han facilitado al PP la oposición, un ministro que fue incapaz de evitar la huelga de jueces y además adoptó una actitud provocadora que endureció el conflicto. La realidad política es que a Zapatero no le quedo otra que destituir a su ministro después de sus continuos errores, de las exigencias de Rajoy y a una semana de las elecciones autonómicas, lo dicho un auténtico balón de oxígeno para Rajoy..... El PP con el tema de la huelga empezó a exigir la destitución del ministro, acentuando la petición desde que se conoció que había participado en algunas cacerías con Garzón y cuando supo que Bermejo no tenía licencia para cazar en Andalucía, donde se realizaron las cacerías con Garzón. Ayer se logró.

No hay comentarios: